Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más información

Mis Libros

Suscríbete para descargar gratuitamente el libro

Introduce tus datos y dale a enviar, se abrirá un mensaje informativo sobre tu suscripción en una página nueva, al volver a esta página tendrás el enlace a tu libro esperándote.

Acepto la Política de Privacidad

¿Quieres recibir mis artículos para mejorar tu negocio?

Olvídate de las ventas y céntrate en las neuroventas

Publicado el 27 de noviembre de 2018 por Juan Merodio

¿Conoces el neuromarketing? ¿Y las neuroventas? Probablemente hayas escuchado el primer término, pero no el segundo. El neuromarketing se ha convertido en una parte esencial a la hora de diseñar y potenciar las ventas. Ya hemos hablado en otros artículos de esta técnica y estar familiarizado con ella ya es prácticamente de uso común. La magia de venderle a tu cerebro se ha convertido poco más que en un arte y llegar a estimularlo y conocerlo de tal manera que se pueda estructurar una estrategia para llamar tu atención, me parece maravilloso.

Las neuroventas en sí mismas es una forma de venta que está basada en saber como se comporta el cerebro humano y saber también como está diseñado. Lo que está claro es que las neuroventas es el enfoque más científico dentro del campo de las ventas y por supuesto del marketing. Todo se desarrolla y se diseña en función de unos estudios previos que se han realizado para saber el comportamiento del ser humano ante ciertos estímulos.

Por lo tanto hoy en día contar con personal capacitado y formado en estrategia de neuroventas es vital para seguir progresando y por supuesto seguir el camino de olvidar el concepto de ventas para convertirlo y centrarte en las neuroventas. ¡Es hora de venderle directamente al cerebro y explotar todas esas cualidades!

Olvídate de las ventas y céntrate en las neuroventas

Basándonos en que hay estudios que demuestran que el 85% de los motivos de compra se producen de manera inconsciente y tan solo un 15% queda patente para una compra más racional, llegados a este punto deberíamos ponernos las pilas en lo que a este campo se refiere y conocer y experimentar todo lo que el mercado de las neuroventas nos puede ofrecer para así hacer de nuestro negocio un éxito. El motivo principal por el que un emprendedor desarrolla su idea es porque quiere convertirla en un éxito como tal, en un negocio próspero y poco a poco conseguir y culminar los objetivos que se había planteado.

Pues ahora, gracias al neuromarketing, sus técnicas y todo lo que vamos conociendo respecto a ellas; los emprendedores tienen mucho más fácil o más a mano, la oportunidad de exprimir este campo. Es hora de olvidarte de las ventas al uso y centrarte en las neuroventas. Estoy seguro que conseguirás grandes resultados.

En esa compra irracional donde la parte del cerebro, conocido como reptil, interviene es donde debemos atacar para hacer que nuestro cliente caiga rendido ante nuestros productos o servicios y no pueda por menos que adquirirlos.

Muchas veces sucede y os invito a que hagáis la prueba que al comprar un producto, sin saber muy bien por qué, nos encontramos que nos estamos dando razones a nosotros mismos y motivos por lo que lo hemos adquirido simplemente para calmar nuestro lado más racional del cerebro. Y dejar de lado nuestros instintos primitivos que hicieron que de una forma irracional se convirtiera en una necesidad.

El poder de las neuroventas es pura magia y os voy a indicar algunos tips para que los podáis ir aplicando y así sacarle partido a una técnica que sin duda hará que tu negocio crezca rumbo al éxito.

Para que las neuroventas vayan llegando y puedas adaptarlo a tu negocio lo principal es conocer a tu target y mostrarte con él como si fueras su espejo, como si lo conocieses de toda la vida. Esto hará que la experiencia de compra para él sea mucho más familiar y agradable potenciando ya desde el principio una buena recepción hacia tu negocio.

Comprender al cliente es la clave para saber exactamente donde le podemos “atacar”.

Otras de las cosas que debemos hacer es dejar un poco más de lado tanta información y explicación para potenciar más el lado sensitivo del cliente. Lo que debemos hacer es buscar provocar emociones porque eso es lo que harán que su parte irracional compre. También resulta muy útil utilizar en la venta o la presentación del producto verbos denominados como verbos de acción. Por ejemplo; disfrutar, alcanzar, proteger, transformar. Con ellos el cliente se sentirá mucho más activo y se podrá imaginar más fácilmente todos los beneficios que adquirir ese producto o servicio le reportaría. Generar expectativas es vital y si además podemos lograr llamar la atención, doble trabajo bien hecho.

No debemos olvidar que las neuroventas son fundamentales para hacer crecer nuestro negocio. Pensemos en ellas como nuestras aliadas y experimentemos con todo lo que tienen para ofrecernos.

¿Quieres saber más sobre neuromarketing? Aquí puedes ver más post al respecto

Esta entrada fue publicada en Emprendedores y etiquetada como , por
Compártelo en tus redes sociales

2 Comentarios para Olvídate de las ventas y céntrate en las neuroventas

  1. Siento decir que no existe cerebro reptil. Es un modelo desfasado del año 70, que está descartado en neurociencia por sesgado, limitado y falso.

    Hablar de cerebro reptil implica desconocer como funciona el cerebro.

    Creer que porque hay actividad subconsciente y que ésta influye a lo consciente la venta es irracional es desconocer cómo funciona el cerebro.

    Separar emoción de razón es desconocer cómo funciona el cerebro.

    Una cosa es marketing o ventas y otra conocer el cerebro humano.

    Si uno lee las publicaciones científicas de neuromarketing jamás encontraré una sola línea donde diga algo parecido. Espero que esta información le sea útil. Puede contrastarla una y otra vez con cualquier neurocientífico que realmente lo sea.

    Saludos

  2. Hola Juan

    ¿ Será posible que entre más costoso sea el producto menos irracional sea la compra?

    Saludos

Deja un comentario