Consigue ahora una Auditoría Digital Gratuita de tu Negocio

¡Mejora los resultados de tu negocio!

En 3 minutos recibirás en tu email COMPLETAMENTE GRATIS todo lo que necesitas para aumentar las ventas de tu empresa.

Mejora los resultados de tu negocio

Técnicas y ejemplos de visualización creativa


8 de octubre | Por Juan Merodio

Una de las prácticas más efectivas que he llevado a cabo en los últimos años ha sido la visualización creativa. Imaginar cómo será el futuro deseado y traerlo al presente, es de gran ayuda para diseñar un plan y lograr que suceda.

Según Albert Einstein, este tipo de técnicas son una visión preliminar de lo que va a ocurrir a medio o largo plazo. Y, lejos de asociarlo a temas de ciencia ficción o mentalismo, la visualización creativa es pura energía focalizada.

Es una herramienta muy potente para librarnos de enseñanzas limitantes, que no nos permiten crecer ni salir de nuestra zona de confort. Solo es necesario saber cómo aplicarla para implementar cambios tanto en el plano profesional, como en el personal.

Si quieres saber cuáles son las técnicas de visualización creativa que más he aplicado, y que puedes empezar a aplicar tú hoy mismo, avanza en la lectura de este contenido y descubre todo lo que esta práctica puede hacer por ti.

¿Qué es la visualización creativa?

La visualización creativa es una práctica a través de la cual nuestra mente crea imágenes sobre cómo queremos que sea nuestra vida, así como todo aquello que nos gustaría lograr. Esto nos ayuda a centrar el 100% de la atención en estas metas y a diseñar un plan que nos lleve hacia ellas.

La mente juega un papel muy importante en todo lo que hacemos. Es la que nos indica lo que somos capaces de afrontar y, a la vez, nos limita o nos frena en aquellas situaciones que cree que no son para nosotros.

Una forma de comenzar a visualizar es buscar un estado de tranquilidad, silencio, alejarte de cualquier distracción, respirar de forma profunda y ser consciente de cada soplo que das. Cuando consigas evadirte de todo lo exterior y entres en relajación absoluta, empieza a imaginar cómo te ves en un futuro ideal.

Ten en cuenta estos consejos:

  • No te olvides de nada y construye tu propio mundo sin escatimar en detalles.
  • Si durante el transcurso apareciera algún pensamiento negativo, sortéalo y aléjate de él.
  • Pon todo tu foco y energía en aquellos más positivos y alineados a tus objetivos.
  • Anota en una libreta todo lo que has visualizado y diseña un plan para iniciar tu camino hacia ello.
  • Comienza con dos o tres objetivos y ponte un plazo de tiempo para alcanzarlos.
  • Avanza poco a poco y verás como al final logras las metas fijadas.

Técnicas de visualización creativa

Si te interesa aplicar la visualización y convertirla en una herramienta sobre la que apoyarte para diseñar tu futuro, debes saber que existen diferentes técnicas para ponerla en práctica.

Sea cual sea la que elijas, al principio es normal que las sesiones te resulten complicadas, no sean todo lo enfocadas que se precisa o que requieran de más esfuerzo por tu parte para alcanzar ese estado de relajación.

Sin embargo, como todo en la vida, siendo constante e insistiendo hasta lograr la perfección, verás como la visualización creativa pasa a ser un hábito más al que recurres de forma sencilla. Veamos ahora algunas de las técnicas propuestas.

Crea tu espacio más personal

Esta práctica es muy habitual entre quienes comienzan a visualizar. Consiste en la creación de un espacio interior en el que refugiarse cada vez que lo necesitemos. Puede tener las características que cada uno prefiera.

Para crearlo, cierra los ojos, relájate y ponte cómodo. Imagina el lugar más apetecible para ti, donde te gustaría estar en ese momento. No te pongas límites y dale vida a tu paraíso privado.

No importa que este lugar sea real o imaginario, lo único relevante es que tú te sientas cómodo en él.

Fíjate en todos los detalles de su entorno, lo que eres capaz de escuchar, oler, sentir… Quédate con eso y hazlo tuyo. Cada vez que necesites un momento de desconexión podrás acudir a él.

Este estado es perfecto para comenzar a visualizar cómo quieres que sea tu vida. Comienza a imaginar sin miedo, no hay meta demasiado grande para ti. Focaliza tu energía y busca la manera de lograrla.

La burbuja rosa

Como en todas las técnicas de visualización creativa, lo primero para poner en práctica la burbuja rosa es cerrar los ojos, respirar profundamente, relajarse y sentirse cómodo.

Una vez que lo consigas, empieza a imaginar todo lo que te gustaría que sucediera en tu vida. Igual que decíamos antes, sin ponerte límites. Y seguidamente, imagina que ya ha ocurrido.

Disfruta del resultado, analízalo, examina tus emociones y sensaciones. Revisa todos los detalles que sean relevantes para ti.

Y, finalmente, dibuja mentalmente una burbuja rosa y mete tu objetivo en él. Cuando lo tengas visualizado, suéltalo, déjalo que flote y que vaya desapareciendo poco a poco mientras lo observas. Lo que persigue esta técnica es focalizar la energía en dicho objetivo para atraerlo a tu vida.

Construye tu tablero de la visión

En este caso, la visualización creativa se lleva a cabo a través de un tablero. En él creamos un espacio para cada una de las áreas de nuestra vida y colocamos una foto o dibujo relacionado con aquello que se quiere conseguir. Estas áreas podrían ser amor, familia y trabajo.

Coloca tu tablero en un lugar visible para que puedas verlo frecuentemente y no perder de vista tus objetivos o metas. Así, podrás rectificar si en algún momento estás haciendo algo que te aleja de ellas.

Otra opción es colocar estas imágenes en el fondo de pantalla del ordenador o del teléfono móvil. Lo importante es que estén en un lugar donde puedas verlas siempre.

Visualización creativa: Ejemplos

¿Y qué tipos de visualización creativa es en la que más se enfocan las personas? Tanto en el ámbito profesional, como en el laboral, son muchas las metas que todos nos ponemos a diario.

Aunque van a depender de cada persona, estas son las que más se repiten en la mayoría de los casos.

  • Encontrar la pareja ideal. En este primer caso, lo habitual es visualizar todos los valores y principios que te gustaría que esta persona tuviera, cómo te gustaría sentirte con ella, los planes que quisieras llevar a cabo…
  • Viajar a un lugar soñado. Si anhelas visitar un determinado país, pueblo o ciudad y hasta ahora no has podido hacerlo, pon en marcha tu visualización creativa. Imagina cómo sería esta experiencia y ve a por ella.
  • Conseguir un trabajo feliz. Para visualizar esta otra meta, es recomendable imaginar con todo detalle cómo serían las funciones que te gustaría desempeñar, el entorno de trabajo, los compañeros, horarios…

Esta lista podría ser interminable. Cada uno tendrá sus preferencias en cuanto a objetivos. Quizá podríamos añadir otros como tener un hijo o ganar un reconocimiento profesional.

Sin embargo, lo importante es que uses estos ejemplos de visualización creativa para crear tus propias metas y que, a partir de las técnicas descritas, comiences a poner en marcha una de las prácticas más efectivas para alcanzarlas.

Recuerda, el poder de la mente es muy potente, así que… ¡úsalo en tu propio beneficio y diseña tu destino!
Nueva llamada a la acción

Compartir >>