Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más información

Mis Libros

Suscríbete para descargar gratuitamente el libro

Introduce tus datos y dale a enviar, se abrirá un mensaje informativo sobre tu suscripción en una página nueva, al volver a esta página tendrás el enlace a tu libro esperándote.

Acepto la Política de Privacidad

¿Quieres recibir mis artículos para mejorar tu negocio?

Miedos típicos al emprender un negocio nuevo

Publicado el 21 de febrero de 2019 por Juan Merodio

La palabra emprendedor se ha convertido en los últimos años en una profesión a la que mucha gente quiere aspirar o con la que sueña. Ya lo he comentado en otros post; la posibilidad de ser tu propio jefe y administrar tu tiempo, hace que la gente vea esta profesión como un sueño, como algo ideal a lo que aspirar.

Sin embargo, y los que somos emprendedores podemos decirlo, nada más lejos de la realidad. Todo eso está muy bien, pero llegar al punto donde la tranquilidad de montar un negocio y  verlo evolucionado y asentado en el mercado, es prácticamente imposible.

Cuando montas un negocio propio y te conviertes en emprendedor nadie te dice o te alerta de todas las dificultades que pueden sobrevenirse por el camino a tocar y acariciar el éxito.

¿Pero, en qué radica el éxito? Al fin y al cabo y a mi parecer, el éxito se basa en intentarlo una y otra vez. Lo importante es tener una idea. Una idea que te convenza, que creas en ella, que la valores y desarrolles. Lo importante dentro del mundo del emprendedor es empezar. Intentar dejar a un lado todos los estudios que se dedican a hacer conjeturas sobre cuál es la mejor edad para emprender. Si a partir de los 35 porque se cuenta con experiencia y madurez. Si entre los 20 y los 30 ya que se tiene una energía vital necesaria para montar un negocio. Yo creo que no hay edad concreta para emprender, sino que cualquier momento es bueno siempre y cuando nos atrevamos a dejar los miedos a un lado y sepamos valorar y sacar adelante esa idea en la que creemos y nos hará felices. Eso sí, el mundo del emprendedor en muchos casos es un testeo, de modo que si ves que algo no funciona, intenta darte cuenta cuanto antes. De ese modo podrás dedicarte a otra cosa y perder el menor tiempo y dinero posible.

Miedos típicos al montar un negocio nuevo

A la hora de llegar a montar un negocio nuevo son muchos los miedos que se nos pasan por la cabeza y que muchas veces no logramos superar y no nos dejan dar ese paso al otro lado, al mundo del emprendedor. En este post os cuento algunos de ellos y sobre todo y lo que es más importante, cómo poder darlos esquinazo para que las ideas que se pasan por vuestras mentes puedan ver la luz y puedan llegar a convertirse en negocios de éxito.

  1. No creer en ti mismo. Este es uno de los aspectos o miedos más comunes a la hora de montar un negocio. No tener la suficiente confianza en uno mismo para creer que tenemos algo bueno entre manos. Para mejorarlo la clave radica en irte poniendo metas pequeñitas que puedas ir consiguiendo y que hagan que vayas cogiendo confianza en ti mismo. Pequeñas victorias que mejorarán tu ego.
  2. Experiencia. En la mayoría de los casos, cuando nos decidimos a montar un negocio, carecemos de los conocimientos adecuados para poder tenerlo todo controlado o la experiencia necesaria. Para poder minimizarlo utiliza Internet como herramienta básica en tu formación. Hoy en día existen millones de artículos y de vídeos que te ayudarán a complementar tus conocimientos.
  3. Dinero. No contar con suficiente capital para invertir en el proyecto que crees es más habitual de lo que piensas. Para solucionarlo intenta ser creativo y seducir a alguien que sepas que puede estar interesado en tu proyecto.
  4. Competencia. Tener miedo a la competencia es muy habitual cuando montas un negocio. Está presente tanto cuando lanzas un producto nuevo como cuando lo haces con alguno que ya existe. Intenta en este caso buscar tu oportunidad, el factor que te diferencia del resto y potenciarlo para sacarlo el máximo partido. Muchas veces este miedo también va asociado al no saber muy bien como vender tu idea o posicionar tu marca. Cree en ti, estudia tu producto, saca su parte más positiva y novedosa que cubra las necesidades de tus clientes y utiliza las redes sociales como canales de difusión.
  5. Miedo al fracaso. El quinto y no por ello el menos importante. Cuando montas un negocio y te decides a emprender este miedo al fracaso siempre ronda por la mente. Ya que no se tiene una clara certeza de que el negocio vaya a tener una buena acogida. Para superarlo apóyate en la gente que te rodea. Comenta tu idea en tu círculo de confianza, escucha sus opiniones y si necesitas de su ayuda, aprovéchate.

Estos son algunos ejemplos de los miedos más básicos o típicos que sufre un emprendedor cuando decide montar un negocio. Todos ellos son importantes y todos ellos superables. De modo que si tienes una idea y crees en ella. No lo dudes, debes empezar.

Esta entrada fue publicada en Emprendedores y etiquetada como , , por
Compártelo en tus redes sociales

Un Comentario para Miedos típicos al emprender un negocio nuevo

  1. Los miedos y las creencias limitantes a menudo son los motivos por los que una persona emprendedora se suele quedar a medio camino de sus objetivos, en este post se han comentado los más habituales. Especialmente creo que es bastante relevante la «experiencia». No tanto en el hecho de haber emprendido con anterioridad, sino de tener cierta experiencia en la actividad que quieran desarrollar, o bien porque han trabajado para alguien o porque tienen algo de formación. Formarse con artículos y vídeos de internet está muy bien, pero nada es comparable al aprendizaje que se consigue cuando realmente nos ponemos manos a la obra.

Deja un comentario

50% DECUENTO MI NUEVO CURSO WHATSAPP MARKETING
Powered by