Consigue ahora una Auditoría Digital Gratuita de tu Negocio

¡Mejora los resultados de tu negocio!

En 3 minutos recibirás en tu email COMPLETAMENTE GRATIS todo lo que necesitas para aumentar las ventas de tu empresa.

Mejora los resultados de tu negocio

Define los elementos de tu identidad corporativa


26 de noviembre | Por Juan Merodio

La identidad corporativa son todos aquellos elementos que definen tu imagen y que en conjunto forman la manera por la que tu empresa o tu marca personal es reconocida en el mercado. Tiene una amplia importancia ya que nos ayudará a ser identificados por la audiencia en cualquiera de las comunicaciones que realicemos, ya sean online u offline. Existen diferentes elementos que conforman la identidad corporativa y que nos ayudarán en la tarea de darnos a conocer. Aunque parezca que algunos tienen más importancia que otros, por ejemplo, el logo frente a los tipos de letras que utilicemos, tener en cuenta todos los detalles y cuidar al detalle la aplicación de los diferentes elementos nos ayudará a mantener una coherencia tanto visual como de discurso.

Los elementos que conforman la identidad corporativa son:

  • Naming: elegir el nombre con el que nuestra empresa o marca personal va a definirse y utilizarlo en todos los canales que creemos. Por ejemplo, en mi caso, trabajo mi marca personal con mi nombre y mi primer apellido, y este naming lo podemos encontrar tanto en mi página web, como en todos mis materiales, como en el nombre de mis diferentes redes sociales. Mantener esta coherencia de naming ayuda a que si una persona que me conoce por ejemplo por mi página web quiere buscarme en instagram, pueda encontrarme fácilmente con mi nombre y apellido.
  • Logotipo: el logo es otro de los elementos indipensables que debemos realizar para potenciar el desarrollo de nuestra marca personal o empresa. Existen diferentes tipos de logos en función de si utilizan letras, símbolos o la combinación de ambas. En mi caso, mi logo es un monograma ya que solo tiene texto, y es la opción por la que se decantan muchas personas que crean su marca personal.

Logo Juan Merodio

 

  • Tipografía: los tipos de letras que utilicemos también nos ayudarán a crear una identidad corporativa sólida. En función de los valores y la imagen que tu marca quiera transmitir variarán los tipos de letras, que pueden ser normalmente con serifs o sin ellos. Normalmente, cada marca asigna dos tipos de letras y las selecciona en función de si hablamos de título o de texto base y párrafos. Es importante que se use en cada uno de los elementos de comunicación que utilicemos, incluidos los emails. Para empezar a construir vuestra marca personal mi recomendación es que vayas a Google Fonts y seleccionéis los tipos de letras que vayan acordes con vuestra marca. No elijáis algo muy esperpentico y elegid siempre algo que os permita una fácil lectura. Los tipos de letras de google fonts se caracterizan por que son correctamente interpretadas por el buscador y no te dará ningún problema en elementos como tu página web. Existen grandes marcas, como Apple, que desarrollan sus propios tipos de letras.
  • Tono y estilo de redacción: otro elemento muy importante que marcará nuestra identidad corporativa es la forma en la que nos expresamos al hablar como marca. Mi recomendación es que si estás desarrollando tu marca personal, te bases en la creación del tono y estilo en base a tu carácter. Por ejemplo, si eres una persona a la que le gusta hacer bromas, no dejes de incluirlo dentro de tu estilo ya que es parte de tu identidad.
  • Colores: deberás elegir los colores que se identifiquen con tu empresa. Para ello puedes ayudarte de los elementos de la psicología del color, que te ayudarán a transmitir los valores de tu marca. Elige un color principal y varios secundarios. Por ejemplo, en mi caso, el color principal de mi marca es el naranja, y como secundarios tengo el negro y el gris. Si estás empezando y no puedes contar con un diseñador gráfico que te ayude con las combinaciones de colores, puedes ayudarte de herramientas como Coolors, que te ayudará a crear de forma gratuita una paleta de colores.
  • Imágenes a utilizar: es necesario definir qué tipo de imágenes son con las que se identifica la marca, para poder mantener una cordialidad dentro del uso de las mismas. Para definir esto básate principalmente en el público objetivo al que te dirijas para que puedan sentirse identificadas. Por ejemplo, si tu marca se dirige a mujeres emprendedoras podrías utilizar imágenes de mujeres que se encuentren en el lugar de trabajo, que estén directamente mirando a cámara y que se las vea la cara. Cuando más definas esto mucho mayor será la identidad corporativa de tu marca, ya que todas las fotos se parecerán más entre si.

Para ayudar a nuestros trabajadores o colaboradores a transmitir la identidad de marca, se suele contar con un manual de identidad corporativa. Este elemento, que puede parecer poco importante cuando hablamos de una pequeña empresa o incluso de nuestra marca personal, nos va a ayudar a transmitir la coherencia en cada una de las comunicaciones y a facilitar la información cuando empecemos a delegar tareas y queramos que se sigan los estándares de nuestra imagen. Mi recomendación es que elaboréis un manual de identidad corporativa en los primeros pasos que de vuestra empresa o marca personal. Si no lo hacéis corréis el riesgo de empezar a utilizar diferentes tipos de letras, diferentes colores y diferentes elementos tipográficos que a la larga acabarán por generar desconcierto en vuestra audiencia.

La importancia de la identidad corporativa para desarrollar tu marca personal

La correcta definición de tu identidad corporativa (imagen, tipos de letras, colores, logotipo…) va a ser clave en el desarrollo de tu marca personal y te ayudará a marcar tu crecimiento y notoriedad en el sector.

Trabajar la marca personal es muy importante y puede ayudarte a crecer en tu negocio, por lo que te recomiendo que empieces a trabajarla desde ya.

La marca personal existe, te guste o no, la trabajes o no. El problema está, en que si no la trabajas de manera proactiva, habrá otras personas que lo hagan indirectamente y se te esté creando una marca personal no en el sentido que a ti te gustaría. La marca te va a ayudar tanto si quieres emprender, si buscas trabajo o si quieres mejorar o aumentar la posición en la que te encuentras en tu empresa actualmente. En estos tres escenarios trabajar tu marca personal te dará un valor añadido.

Quiero hablarte de ocho puntos que debes seguir para empezar a trabajar con éxito desde ya mismo tu marca personal.

¿Qué es la marca personal? Es considerarte a ti mismo como un producto, una marca, ya que al final eres un producto que va a ponerse en el mercado para venderse a terceros. Este producto, que eres tu, tiene competencia, tiene otros productos que están compitiendo para que un comprador decida elegirte a ti o a la otra persona. Para ello necesitas crear un plan de acción, una estrategia y táctica y medir estos resultados.

Veamos cómo crear una hoja de ruta que te permita conseguir los resultados que buscas.

Coge papel y boli, abre el word y empieza punto por punto a definir estas fases.

  1. Objetivos: escribe ¿qué quieres conseguir en los próximos cinco años, en qué lugar quieres estar?. Debes responder a estar preguntas para saber qué dirección debes tomar. Puedes ayudarte a obtener las respuestas preguntándote también en qué eres bueno, dónde te gustaría vivir, qué te gustaría hacer el resto de tu vida.
  2. Crea un DAFO personal indicando debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Este ejercicio te ayudará a tener un mejor conocimiento de ti mismo en este momento del contexto y de aquellas cosas que pueden frenarte hacia conseguir tu objetivo y las que pueden impulsarte hacía el mismo.
  3. Definición de tu target: En función del objetivo que tengas (emprender, encontrar un determinado puesto de trabajo…) deberías analizar y dar respuesta a unas preguntas u otras. Si por ejemplo tu opinión es que quieres emprender, tienes que ver quien va a ser tu público objetivo. Podrás llegar a tu cliente ideal por la comunicación de tu empresa y por tu comunicación personal. Necesitarás saber quienes son, qué buscan, que les gusta, que odian, qué les motiva, qué problemas tienen a diario, qué les hace tomar decisiones… cuánto más lo conozcas, muchísimo mejor.
  4. Identidad digital: ¿qué información existe sobre ti en la red? Seguro que alguna vez te has buscado en google, pon tu nombre y apellidos. Hazlo también en imágenes, noticias, videos…
  5. Define los canales que vayas a utilizar: elige qué canales vas a utilizar para crear tu marca personal, tanto online como offline. Por ejemplo, puedes generar un canal en Youtube donde compartir contenidos, crearte y alimentar un perfil de linkedin, acudir a eventos, impartir talleres o conferencias… todo lo que hagas, con una buena estrategia te ayudará en tu marca personal. Cuanto mayor exposición tengas, mayor será tu crecimiento por lo que te recomiendo que en este punto seas muy proactivo y no pares de pensar y llegar a la gente que puede ser tu cliente y contratarte.
  6. Canal personal: mi recomendación es que cuentes con un canal que sea tuyo, con esto me refiero por ejemplo a un blog o una página web. Te lo puedes crear totalmente gratuito con sistemas como wordpress. Genera contenido y post con aquellos que vas a poder aportar a terceros. Dicho de otra manera, regala tu conocimiento y aporta a otras personas.
  7. Define cómo vas a utilizar cada canal y márcate un objetivo y una frecuencia de publicación.
  8. Mide los resultados: crear toda esta estrategia de ruta no te va a asegurar los resultados. De hecho, lo más probable es que inicialmente los resultados no sean buenos. Por ello es importante la parte de optimización, que vayas midiendo lo que estás haciendo para ir mejorándolo y ajustar lo que sea necesario. Puedes crear un cuadro de excel con varios indicadores que para ti pueden ser importantes: seguidores, número de comentarios, número de contenidos, reuniones que tienes, entrevistas de trabajo… Lo que tu consideres que es importante. Esto te ayudará a ir optimizando poco a poco y aumentando esos números mes a menos.

Si sigues estos ocho pasos, eres constante y no tienes prisa, poco a poco tu marca personal va a ir ganando valor, tendrás mayor exposición y tendrás mayor retorno. Además, te ayudará sin lugar a dudas a conseguir esos resultados profesionales que estás buscando.

Ahora quiero que me cuentes tu, ¿tienes definidos los materiales de tu identidad corporativa? ¿usas unos tipos de letras determinados? ¿tienes un logo y un naming adecuados? ¡Te leo en los comentarios!

Compartir >>