Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

Mis Libros

Suscríbete para descargar gratuitamente el libro

Introduce tus datos y dale a enviar, se abrirá un mensaje informativo sobre tu suscripción en una página nueva, al volver a esta página tendrás el enlace a tu libro esperándote.

Acepto el Aviso Legal

Cómo aplicar la jerarquía visual al diseño de nuestra web de empresa

Publicado el 20 de mayo de 2014 por Juan Merodio


Una página web es como un laberinto al que accedes por primera vez y no sabes dónde ir, por ello es importante que esté correctamente señalizado para indicar el camino que el usuario debe seguir para encontrar su objetivo y poder salir.

Un laberinto puede ser un kaos organizado, y eso es lo que debemos hacer con nuestra web, un laberinto tan bien estructurado que cualquier usuario sea capaz de llegar donde quiera rápidamente.

 

A la hora de diseñar la web de nuestra empresa debemos pensar exactamente lo mismo, ya que los usuarios entran y si no está bien “señalizada” se perderán.

Vamos a ponernos en situación, si entras en un laberinto y nada más entrar te encuentras con cinco opciones diferentes de caminos pero exactamente iguales visualmente hablando ¿cuál tomarías? Al final el azar es quien decide y tendrás 1 posibilidad entre 5 de llegar a tu objetivo, y esto no debería ser así, debemos hacer que la posibilidad de conseguir el objetivo del usuario sea lo más cercana al 100%.

Para ello vamos usar la jerarquía visual que nos permita facilitar al usuario el camino que quiere seguir, dando respuesta a la pregunta ¿Qué hay en esta web para mi?

 

Pasos en jerarquía visual de la web

1º Define el número de secciones principales que tendrá tu web, en la medida de lo posible es recomendable no crear demasiadas para evitar una exceso de información.

2º Con las secciones principales creadas, dentro de cada una debes dividir el contenido que quieres poner en tres niveles de importancia, colocando en la parte superior el más relevante. Este contenido puede ser texto, imagen, video, gráficos….

 

3º El trabajo de optimización debe ser continuo, para ello debemos analizar posteriormente cómo se comportan los usuarios en nuestra web, y para ello podemos usar una herramienta de click-tracking como por ejemplo Crazy Egg, que te indicará dónde hacen click tus usuarios en la web.

 

 

Como puedes ver es sencillo el proceso para tener una web más sencilla de cara a nuestros usuarios, y además piensa que la web es un punto clave en la toma de decisión del mismo de cara a convertirse a cliente, ya que la web es uno de los reflejos e imágenes de tu empresa en Internet.

Vía: copyblogger.com

 

¿Has revisado ya la jerarquía visual en tu web de empresa?

Esta entrada fue publicada en Web y Posicionamiento y etiquetada como , por
10 Business Factors

Deja un comentario

*