Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más información

Mis Libros

Suscríbete para descargar gratuitamente el libro

Introduce tus datos y dale a enviar, se abrirá un mensaje informativo sobre tu suscripción en una página nueva, al volver a esta página tendrás el enlace a tu libro esperándote.

Acepto la Política de Privacidad

¿Quieres recibir mis artículos para mejorar tu negocio?

Conocer tus puntos fuertes te ayudará a mejorar tu negocio

Publicado el 22 de enero de 2019 por Juan Merodio

Muchas son las estrategias que en cuanto decidimos abrir un negocio o desarrollar una idea que creemos que puede tener éxito, podemos aplicar. Hay multitud de claves que podemos seguir para saber si nuestro negocio podrá ser rentable; hacer estudios de mercado, analizar nuestros competidores, llevar a cabo balances… Sin embargo en muchas ocasiones nos olvidamos de hacer una valoración personal a lo que tenemos delante, lo que se nos muestra más cercano. Analizar claramente si nosotros como persona seremos capaces de embarcarnos en una aventura así y si seremos capaces de sacar rentabilidad y manejar nuestro negocio. Llegados a este punto os propongo que si tenéis ya en desarrollo un negocio o si por el contrario os lo estáis planteando, toméis un poco de perspectiva e invirtáis unos minutos de vuestro tiempo en realizar un análisis DAFO personal donde claramente podréis conocer cuáles son vuestros puntos fuerte para potenciar así vuestro negocio.

En muchas otras ocasiones hemos hablado ya sobre el análisis DAFO y la multitud de ventajas con las que cuenta para que podamos desarrollar y conocer mejor las fortalezas y debilidades de nuestra empresa. Ahora es el momento de aplicarlo al entorno más personal y se puede decir que a descubrirte a ti mismo.

A modo definición el análisis DAFO se presenta como una técnica que sirve para que podamos, como su propio nombre indica, analizar las fortalezas y debilidades de una persona o de un profesional. Además podremos descubrir cuáles son sus riesgos y oportunidades de negocio. Claramente este análisis DAFO personal está unido al autoconocimiento total incluyendo dentro de él mismo los aspectos tanto racionales como emocionales de la persona que pretendemos analizar.

Todo esto se realiza con un claro objetivo que no es otro que averiguar cuál es la situación actual en la que se encuentra el profesional para esclarecer y decidir qué posición debe ocupar con respecto al negocio y de cara al futuro dentro de él.

¿Cómo desarrollar un análisis DAFO personal?

Aplicar o comenzar a ejecutar un análisis DAFO a nivel personal es absolutamente similar a cuando lo realizamos para analizar una empresa o idea de negocio. Con la única salvedad, que en este caso, deberemos pensar únicamente definir en cada variable en función del individuo, no como un conjunto, sino como algo concreto y personal.

Dentro del análisis DAFO personal debemos hacer una clara división entre las variables que encontramos:

  1. Variables Internas. Donde deberemos analizar por un lado las fortalezas y por otro lado las debilidades del candidato en cuestión o de nosotros mismos. Esto hará que conozcamos mucho más el perfil que analizamos para saber si podrá cubrir metas futuras que nos planteemos.
  2. Variables Externas. En este caso se deben valorar desde la perspectiva más realista posible las amenazas y oportunidades que se generan. Siempre haciendo valor a la verdad para así conocer de primera mano  los posibles riesgos a los que nos podamos enfrentar.

Este análisis DAFO personal lo que nos permite conocer es una visión global de nuestra situación actual o de la del perfil analizado. Todo ello de cara a valorar nuestro rol dentro de la empresa y por supuesto de cara a la creación de objetivos futuros. De llevar nuestro negocio por la vía del éxito. Debemos en todo momento ser honestos y sinceros aportando una visión realista para saber si nuestro perfil será capaz de conseguir y llegar a cumplimentar las metas impuestas.

La aplicación de un análisis DAFO personal dentro de una empresa es vital para tener la máxima información a cerca de uno mismo. Muchos son los beneficios que se encuentran a utilizar una herramienta como esta hoy en día.

Entre ellos puedo destacar los siguientes:

  1. Mayor conocimiento de uno mismo o de la persona a la que hemos analizado. La información es poder y por ello resulta muy útil.
  2. Aumenta claramente el nivel de productividad del sujeto analizado.
  3. Permite conocer los futuros riesgos o problemas a los que la empresa se pueda enfrentar y si el sujeto estará preparado para solventarlos.
  4. Mejora la imagen laboral y por supuesto también la personal. Tu marca personal absorberá toda esta información y repercutirá en tu propio beneficio.
Esta entrada fue publicada en Emprendedores y etiquetada como , por
Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario